Principales Columnas

Maduro se agandalla Venezuela
Luego de que el día de ayer se llevara a cabo elección de la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela, varios países se han pronunciado en contra de la misma, y han asegurado que no reconocerán dicha elección. En respuesta, el actual Presidente venezolano ha asegurado que a su país no le interesa la opinión de internacional, sino la del pueblo venezolano. Al respecto en Milenio, el periodista Carlos Marín, escribe que: “Nicolás Maduro piensa que, ante la ‘campaña mundial’, ha defendido la República Bolivariana de Venezuela ‘estoicamente’. O sea, cree que hay una docena de países (México entre ellos), aunque son 94. El estoico (en los diccionarios: firme, sereno, impasible, resignado, paciente, tolerante) se orienta por ‘los cinco’ puntos cardinales; tuvo el insuperable lapsus de que Jesús multiplicó ‘los penes’ y platica con su papi trasmutado en pajarito. Se trata del tiranuelo que mantiene a su pueblo sumido en la mayor crisis política y alimentaria del continente, y que ayer consumó un autogolpe ‘democrático’, pasando inclusive por encima de la Constitución chavista. Lejos de ese drama, un partido financiado por el Estado mexicano, el del Trabajo, apoya sin recato al estulto ‘estoico’. En Venezuela, mientras tanto, peor seguirá yéndole a la oposición (el régimen le ha matado a más de cien simpatizantes), si no se condena y se deslinda de ‘demócratas’ como los que, al grito de ‘¡Quémense malditos, quémense…!’, atentaron ayer con explosivos contra la policía…”

En la relación EU- Venezuela, en La Jornada, el periodista Julio Hernández López, escribe que: “más allá del desenlace específico del domingo venezolano, con siete muertes (a la hora de escribir la presente columna), protestas callejeras y el procesamiento formal de la Asamblea Constituyente, el curso de lo que ha sucedido en los meses recientes en aquel país sudamericano puede aportar lecciones y advertir riesgos para el futuro inmediato mexicano, en específico para el momento crítico de la sucesión presidencial de 2018. En particular, resulta de interés observar la recurrencia al factor estadunidense por grupos civiles que no encuentran salida institucional a sus objeciones y su oposición al régimen de Nicolás Maduro. De manera abierta, la impresentable administración de Donald Trump […] mantiene una beligerancia sin tregua contra el gobierno venezolano, con la aceptación explícita de los cuadros directivos de la oposición local. En segmentos de esa batalla contra el postchavismo hay una invocación a que la fuerza estadunidense ayude a sacar a Maduro, precipitando lo que sea necesario, incluso intervenciones armadas. Washington, por su parte, influye, presiona y financia cuanta acción puede, en consonancia con el papel histórico de conspiración, desestabilización e intervencionismo que ha mantenido contra gobiernos de izquierda, en cualquier tonalidad de la gama y con diversos niveles de cumplimiento de los proyectos populares invocados”.

Por su parte en el Excélsior, el periodista Jorge Fernández Menéndez, escribe que: “no había terminado la consulta realizada por el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela para acabar con el sistema parlamentario y con la oposición a través de una reforma constitucional a modo, cuando ya se contabilizaban cuatro muertos […]. El gobierno de Maduro no concede nada y cada día endurece más su posición: más de cien muertos en cien días consecutivos de protestas, paros generales y repudio internacional no lo han hecho retroceder ni un paso: no importa que Venezuela se esté hundiendo política, social y económicamente […]. No habrá concesión alguna y, como ha dicho el propio Maduro, sólo serán separados del poder por las armas. Eso es lo que quieren: una rebelión cada vez más violenta. El enorme mérito de la oposición venezolana es que pese a la represión del régimen, a su cerrazón, a la violencia con que actúa contra todas y cada una de sus manifestaciones, pese a que mantiene a cientos de presos políticos sin justificación legal alguna, esa oposición se ha resistido a incurrir en la violencia extrema […]. Por eso la presión interna y externa debe ser tan firme. Para evitar que Maduro perpetre una matanza contra su propio pueblo[…]. Las sanciones que se han impuesto son correctas. No se debe castigar aún más al pueblo venezolano con sanciones económicas que agraven su situación y den una coartada al régimen para seguir reprimiendo. Se debe, como se hizo, golpear en los bolsillos de un grupo de poder corrupto que se ha enriquecido en la misma medida en que ha aumentado la represión y tratado de acabar con toda oposición. El gobierno de Maduro no está unido por la ideología, sino por la corrupción; qué mejor ejemplo que los hijos de Maduro que se alojaron, en plena crisis, durante 18 días en el Ritz de Madrid, pagando cuentas millonarias […]. La movilización popular en Venezuela, además de la presión nacional e internacional, tendría que ir acompañada por la ruptura con el régimen, por convicción o conveniencia, de antiguos chavistas, también desplazados hoy por Maduro, y por militares que no acepten reprimir a su pueblo. Para eso sirven estas sanciones”.

Comienzan los destapes
De cara a las elecciones de 2018, los intereses políticos han comenzado a hacerse presentes por medio de los destapes de aquellos que aspiran a una candidatura para dicha elección. Así lo revelan algunos de los diarios nacionales del país, Poe ejemplo en El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que “el que ayer envió un mensaje que sonó a destape fue el Senador panista Roberto Gil Zuarth. Don Roberto se mandó a hacer una camiseta para correr el medio maratón de la Ciudad de México, que en la espalda lucía un gigantesco número 18 en el centro, arriba las siglas CDMX y abajo su apellido. Don Roberto, subió esa foto a sus redes sociales, diciendo que este año corrió el medio maratón con la esperanza de que el 2018 se viva ‘un auténtico cambio de rumbo’. Será que el legislador chiapaneco entrará a la lucha por el gobierno de la Ciudad de México, ahora que en el PAN no se ve a ningún candidato, pues Xóchitl Gálvez, la delegada de Miguel Hidalgo, quien ganó esa demarcación con los colores de Acción Nacional y tiene buenos niveles de aceptación, está más cerca de las izquierdas capitalinas que del blanquiazul”.

De la misma manera en Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que “la primera batalla en el Partido Verde fue para el Gobernador de Chiapas, Manuel Velasco. Luego de que el Presidente del Senado, Pablo Escudero, destapara a su compañero de bancada Carlos Puente como candidato presidencial, el Verde en Chiapas rechazó la ‘ocurrencia’, pidió que sea la militancia la que elija a su abanderado para 2018 y amplió la baraja con Cuauhtémoc Cárdenas y la académica de la UNAM Julia Carabias. Chiapas es el único estado gobernado por el Verde y el que le podría garantizar sobrevivir más allá de ese año…”

En lo que al Senado respecta en el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que “Shark Tank… ¿Morena? Cuentan que en el Consejo Político de ese partido en Chiapas hubo una sorpresa: en las consultas para definir candidaturas al Senado quedó en tercer lugar la empresaria Patricia Armendáriz. Se trata de la experta en finanzas que aparece cada viernes en el popular programa de emprendedores, al lado de Jorge Vergara, Carlos Bremer, Arturo Elías Ayub y Rodrigo Herrera. No está claro si la ex ejecutiva de Banorte pidió ser considerada en la lista, pero lo cierto es que será incluida en la encuesta que hará el morenismo chiapaneco. Ya en 2009 compitió Armendáriz por una diputación federal por el PAN. ¿Será que esta vez Andrés Manuel López Obrador la convenció de las bondades de su producto y de su estrategia de marketing? Es pregunta, obviamente, para tiburones”.

El Nuevo Rey
La creciente ola de violencia en el país, se atribuye en gran medida a la batalla territorial entre narcotraficantes, misma que tras la detención de diversos capos líderes de los principales cárteles que operan en el país, lejos de apaciguarse, parece fortalecerse con la aparición de nuevos líderes. Al respecto en El Universal, el periodista Carlos Loret de Mola, escribe que “tras la captura, aislamiento y extradición de Joaquín Guzmán Loera, el cártel Jalisco Nueva Generación ha buscado llegar a acuerdos con los jefes de cada plaza que trabajaban para ‘El Chapo’, a fin de articularlos en torno a su organización. Y cuando no los somete por las buenas, busca arrebatarles por las malas el control geográfico. Según fuentes oficiales, este es uno de los factores de mayor peso que explican el repunte de la violencia en los meses recientes en 30 de los 32 estados del país […]. Está por verse si tras la detención de Dámaso López ‘El Licenciado’ y la entrega de su hijo, ‘El Mini Lic’, los hijos de ‘El Chapo’ salen fortalecidos porque sus rivales están fuera de circulación o quedan más vulnerables por la previsible cooperación de ‘Los Dámasos’ con las autoridades estadounidenses […]. Al cártel Jalisco Nueva Generación le favorece también que otros cárteles rivales están prácticamente aniquilados: Los Zetas, La Familia Michoacana-Caballeros Templarios, el de Juárez, Los Valencia, Los Beltrán, Tijuana, han sido reducidos a expresiones mínimas, lejanos esbozos de lo que llegaron a ser […]. La captura del líder de Nueva Generación, Nemesio Oseguera Cervantes, ha sido encomendada a la Secretaría de la Defensa Nacional, que tiene una cuenta muy grande que cobrarle a El Mencho: sus huestes derribaron un helicóptero del Ejército hace un par de años y mataron a siete oficiales […]. Hasta ahora, los operativos para capturarlo aún no han tenido éxito […]. Algunas fuentes de inteligencia piensan que si dan con ‘El Mencho’, ofrecerá una resistencia épica, que aquello será una batalla de guerra muy sangrienta. Se basan en la personalidad violenta de Oseguera […] y en que le han detectado traslados hasta con 100 elementos de seguridad. Otras fuentes estiman que ha reducido su primer círculo de sicarios para evitar traiciones y poder moverse con un perfil más bajo, y por ello consideran que una eventual detención no derivaría en tanta sangre. Ya veremos… si sucede”.

La crisis de Trump
En medio de una semana ajetreada para el gobierno de Donald Trump, coronada por su derrota en la derogación de Obamacare, parece que sus discursos antimigrantes están de vuelta. Sobre el tema en Milenio, el periodista Carlos Puig, escribe que fue “semana terrible para el Presidente de Estados Unidos. Uno de los más importantes temas de su agenda fue frenado en el Congreso por miembros de su propio partido, al mismo tiempo que las tensiones entre miembros de su equipo más cercano estallaron con un cambio de personal que sacudió a la Casa Blanca. La derrota en el Senado del esfuerzo por acabar con el sistema de salud que se conoce como Obamacare […] tendrá consecuencias no solo en el liderazgo del partido en el Congreso, sino en la manera en que se tratan otros asuntos de la agenda trumpiana, en particular la prometida reforma fiscal […]. Mientras esto sucedía en el Congreso, la Casa Blanca estaba en llamas. Trump decidió cambiar a su director de Comunicaciones, lo que provocó la renuncia de su vocero, el vilipendiado Sean Spicer, y el nuevo director tardó apenas unas horas en provocar un nuevo escándalo al llamar a un reportero de The New Yorker para insultar con virulencia al jefe de la oficina de la presidencia y a Steve Bannon, uno de los principales asesores de Trump. Unas horas después de que se hiciera pública esa llamada, Trump despidió al jefe de su oficina y nombró al general John Kelly, hasta ese día titular del departamento de Homeland Security. Esto, en la misma semana en que Trump anunciara, sí, otra vez en Twitter, que terminaría la política de admitir personas transgénero en el ejército y que el mismo ejército lo desmintiera. Hasta los Boy Scouts se deslindaron del discurso que Trump dio en su Asamblea Anual. ¿Qué significa el caos del vecino para nosotros? Nada bueno, creo. Como lo ha hecho en cada crisis, Trump y sus leales se refugiarán en aquellas partes de la agenda que reaniman a su base. Esta semana, Trump ya regresó en un par de eventos al discurso antiinmigrante y de criminalización de los indocumentados. Y en medio de todo esto, en unos días comenzará el largo proceso de renegociación del TLC […].La profecía se va cumpliendo. Lo de Trump es una pesadilla de impredecibles consecuencias”.

Deslinde
El socavón sucedido en El Paso Exprés, que cobró la vida de dos personas, continúa en el ojo del huracán, esta vez e el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que “el Consorcio Constructor del Paso Exprés, conformado por Aldesa y Epccor, dio a conocer que ‘el alcance de su contrato no incluyó el diseño del proyecto y que en su labor se apegó a los lineamientos, los materiales especificados e instrucciones concretas recibidas’. En un comunicado, este grupo señaló que ‘el Consorcio está integrado por un equipo de ingenieros calificados, con amplia experiencia en la ejecución de obras complejas de infraestructura tanto pública como privada’. De acuerdo con la información difundida, ellos sólo obedecieron órdenes. Tras lo ocurrido surgen muchas dudas e interrogantes que los implicados podrían responder, pues si tan especializados son, ¿no vieron que algo andaba mal?, ¿también se deslindarán por la muerte de los dos ciudadanos?”

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s