Principales Columnas

El Laberinto de Ruiz Esparza
El socavón que se abrió en el Paso Express de Cuernavaca, donde perdieron la vida dos personas a sólo unos meses después de que la obra se hubiera inaugurado, continúa siendo motivo de preocupación, no sólo para la ciudadanía que ha exigido la comparecencia de el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, sino para las autoridades y para el propio Secretario, pues conforme avanza la investigación en busca de los responsables del colapso de la obra cada vez es más notorio que la renuncia de Ruiz Esparza no sería suficiente para resarcir el daño, así lo asegura en Milenio, el periodista Carlos Puig, quien escribe escribe que el Secretario “se metió en una trampa. Una que se construyó él solito. Esta semana conoceremos los primeros peritajes técnicos sobre lo sucedido en el Paso Express […]. El 28 de julio, sin embargo, Ruiz Esparza adelantó lo que se había encontrado hasta el momento y el sentido de lo que sabremos esta semana: ‘A partir del resultado preliminar de la revisión técnica e investigaciones que la SCT ha realizado en el tramo afectado del Paso Express, así como de los dictámenes preliminares de peritos independientes, se han detectado posibles fallas, anomalías y omisiones de funcionarios públicos y de las empresas del consorcio constructor Aldesa-Epcor. Lo mismo se ha identificado por parte de las empresas proyectistas, gerente del proyecto y supervisora, las cuales, de confirmarse, confrontarán severas responsabilidades. Es decir: todos fueron culpables. El que generaliza absuelve. Pero en este caso, el Secretario es quien quedará atrapado. Si lo que dijo ese día es cierto, que todos, funcionarios y las muchas empresas que participaron en el proyecto, fallaron, no habrá manera de que su siguiente paso no sea la presentación de su renuncia. Digamos, por imaginar, que los peritos hubieran encontrado una falla específica, de una de las empresas encargadas en ese justo tramo donde se abrió el socavón, otro podría ser el resultado para el Secretario. Pero lo que anunció a medias Ruiz Esparza y lo que hoy sabemos gracias a documentos públicos y filtraciones de todos los bandos es que los problemas de la ampliación los conocían todos los involucrados desde mucho antes de la tragedia. Y que, por razones que aún tiene que explicar la secretaría, nadie hizo nada.Frente a tal dictamen, queda claro que el desastre está en el verdadero jefe de la obra, y esa es la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Y la secretaría solo tiene un titular […]. ¿A cuántas empresas y funcionarios podrá Ruiz Esparza culpar y sancionar sin darse cuenta de que se culpa a sí mismo?”

Sobre la presión de la ciudadanía para que el titular de SCT sea citado a declarar, en el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que: “el Senador Ernesto Cordero pone cara de ‘yo no fui’ cuando se le pregunta por qué la Comisión Permanente del Congreso de la Unión no ha citado a comparecer a Gerardo Ruiz Esparza y a Graco Ramírez. El panista asegura estar más que dispuesto a sentar en el banquillo al titular de la SCT y al Gobernador de Morelos, pero dice que no se ha logrado porque otros senadores boicotean la idea. Sería bueno saber quiénes quieren encubrir el hondo caso del Paso Exprés de Cuernavaca”.

AMLO ¿El Inevitable?
En el Reforma, la politóloga y catedrática, Denise Dresser, escribe que: “Andrés Manuel López Obrador, el inevitable. El elegido […]. Ha llegado la hora del Peje dicen las encuestas, al menos una tercera parte de la opinión pública, inversionistas que ya piensan cómo lidiar con la impredecibilidad de su Presidencia. AMLO ayudado por la victoria de Donald Trump y la satanización de un país que el tabasqueño defiende envuelto en la bandera nacional […]. Ante el bully estadounidense resurge el mesías tropical; ante reformas estructurales viciadas resurge la prédica nacionalista y populista; ante la corrupción extendida resurge el adalid de la austeridad […]. Retratado escrupulosamente en el libro editado por Jorge Zepeda Patterson, ‘Los Suspirantes’, vía un perfil que ayuda a desentrañar el fenómeno político y social que pretende modificar el rumbo de México […]. El político a veces sagaz, a veces torpe, a menudo obcecado, siempre aguerrido. Siempre peleando, siempre creyéndose poseedor de una moralidad superior […]. ¿Qué podría parar al inevitable? […] Sus propios errores, su arrogancia, su propensión histórica a la radicalización cuando se siente atacado, su descuido a los votantes moderados, su desprecio por ‘los pequeño-burgueses’, su capacidad para ignorar el comportamiento delictivo de miembros de su propio equipo. O la consolidación de un frente amplio con un candidato independiente creíble […]. Lejos de políticas públicas que busquen el rescate o la maduración de instituciones democráticas. Lejos de las luchas cívicas que han marcado los últimos años como la Ley 3de3, la construcción del Sistema Nacional Anticorrupción, el establecimiento de una Fiscalía General independiente del poder político, el cuestionamiento a una Ley de Seguridad Interior que perpetuaría al Ejército en las calles sin controles democráticos. Y a la vez demasiado cerca de personajes y prácticas que alguna vez cuestionó: oligarcas y empresarios rentistas y televisos y ex priistas recién morenizados […]. La República amorosa ahora poblada por miembros de la mafia en el poder. Sólo que han sido purificados para participar en un proyecto construido sobre una decena de ideas básicas, algunas aplaudibles, otras cuestionables; algunas viables, otras pueriles. ‘El pueblo’. La injusticia social. La austeridad, la perversidad de los poderosos. El Estado benefactor. La honradez personal […]. AMLO amado y a la vez tan limitado. AMLO fascinate y a la vez terrible. Con el nivel más alto de intención de voto y el nivel más alto de reprobación. El inevitable que podría mejorar a México o regresarlo a lo peor de su pasado”.

En aras de restar adeptos a AMLO, existen funcionarios que ya comienzan actividades al interior de la republica. Al respecto, en Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que: “el jefe de Gobierno de CdMx, Miguel Ángel Mancera, estará hoy en Campeche en el informe de actividades del Gobernador y como Presidente de la Conago. Aprovechará el espacio para sumar apoyos en el sureste al Frente Amplio Democrático y restar adeptos a Andrés Manuel López Obrador. Mancera viajó desde este domingo a esta entidad, en la que sostendrá reuniones privadas no solo con políticos, sino con líderes de comunidades, activistas, investigadores y académicos, con miras al proyecto de 2018”.

Lo que no se esconde en Tláhuac
Los vínculo entre miembros del narcotráfico y funcionario públicos, vuelven a poner a la llamada “narcopolítica” en el ojo de la opinión pública, en esta ocasión a través del caso Tláhuac. Al respecto en El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que en dicha delegación de la Ciudad de México “hay dos cosas que no se pueden esconder: el dinero y las relaciones con el extinto capo Felipe de Jesús Pérez Luna, alias ‘El Ojos’. Es el caso del delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado. Autoridades federales tienen como colaborador a un testigo, que aseguran, conoce por dentro la organización criminal de ‘El Ojos’, y que los ha orientado en los lugares que tienen que investigar para encontrar la ruta del dinero, del lavado de dinero, con el fin de judicializar el caso del delegado. Adicionalmente, cuentan con el teléfono del capo, en el que, aseguran, constan llamadas a don Rigoberto, quien inocentemente ofreció poner su teléfono a disposición de las autoridades. ‘El problema es que el teléfono del delegado está en el de ‘El Ojos’, nadie dijo que el delegado tiene a ‘El Ojos’ en su directorio de contactos, o en su WhatsApp’, comentó con ironía un funcionario. De este modo, comentan, se están atando cabos para preparar una investigación sólida que permita obtener una condena. Por cierto, nos recuerdan, en el caso del delegado de Tláhuac, como en el de todos los de la CDMX, él no cuenta con fuero, ni es necesario que la Asamblea Legislativa lo destituya, pues si la investigación estuviera lista mañana, mañana mismo se le podría detener sin violar sus derechos”.

El fraude del Seguro Popular
En El Universal, el periodista Ricardo Raphael, escribe que: “hay miserias humanas que son peores que otras. Robarse el dinero del contribuyente es miserable, pero mucho peor es hacerlo con el dinero que debió haberse destinado a curar o a salvar vidas. El descenso moral de los políticos y los funcionarios mexicanos es cada día más detestable. Si por algo el ex Gobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa merece el repudio eterno de sus compatriotas es por la manera como dilapidó los recursos que la Federación le entregó para construir y equipar hospitales o para comprar medicinas […]. Veracruz no es excepción sino norma. El gobierno del Estado de México […] tampoco ha logrado explicar qué hizo, durante el año 2016, con más de 900 millones de pesos del Seguro Popular. A esta cantidad han de sumarse 8 mil millones de pesos que a la fecha andan perdidos en Guerrero, Michoacán, Morelos, Nayarit, Sonora, Veracruz y Tabasco […]. Pronto tendremos que reconocer que el Seguro Popular fue uno de los mayores fraudes que la política haya entregado a los mexicanos. Trece años después de su creación no hay manera de reivindicarlo […]. Los hospitales que reciben recursos de ese instrumento financiero son probablemente los peores de todo el sistema de salud. Una de cada tres recetas médicas no pueden ser surtidas por insuficiencia de inventarios. Algo similar ocurre con las camas, los médicos o las enfermeras. Faltan profesionales, infraestructura y equipo para cubrir la demanda de los 54 millones de afiliados […]. Desde el punto de vista administrativo, nuestro Sistema Nacional de Salud sea uno de los más caros. Su burocracia devora uno de cada diez pesos asignados por el presupuesto. En promedio, países similares al nuestro tienen gastos administrativos 40 por ciento más baratos. A 13 años de haberse creado, el Seguro Popular está en crisis. Urge mirar de frente lo que ahí está ocurriendo. Es miserable que –en vez de salvar vidas— nuestros impuestos se dediquen a enriquecer corruptos y crecer las desigualdades”.

Qué modernos.
En el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que: “la policía municipal y la Gendarmería realizaron un operativo de vigilancia aérea con drones en colonias de la parte alta de Acapulco, Guerrero. Max Lorenzo Sedano, Secretario de Seguridad Pública local, informó que estas estrategias son para inhibir actos delictivos y reforzar las acciones de seguridad vía aérea en las colonias del puerto. La tecnología fue entregada por el alcalde Evodio Velázquez. Pretenden vigilar barrancas, cauces y toda zona de alto riesgo. Bajo la lupa por malos manejos y dinero que se fugó de las arcas, Evodio anda en Cancún, mientras su policía ‘trabaja’ impunemente en el centro de Acapulco. Eso no lo ven sus drones”.

Honor a su libertad extrema
En Milenio, el periodista Carlos Marín, escribe que: “encendidos los ánimos después de la tonta y despiadada represión policiaca en la Vocacional Cinco y atizados en los días subsecuentes por la incursión militar en recintos universitarios, el 5 de agosto de 1968 se conformó el Comité de Profesores del Instituto Politécnico Pro Libertades Democráticas, inspirado en el Consejo Nacional de Huelga en cuya fundación, tres días antes, fue determinante el destellante líder fallecido el sábado. Marcelino Perelló murió el día de la efeméride. Los maestros del Poli fueron secundados por otros, en especial de la UNAM, al constituir el 8 de agosto la Coalición de Profesores de Enseñanza Media y Superior Pro Libertades Democráticas. A Marcelino le gustaba recordarse como el piloto Lindbergh (vitoreado en Nueva York), por los aplausos tumultuarios de la gente al paso de las marchas. La trascendencia del movimiento del 68 no se explicaría sin el papel que jugó un puñado de muchachos que se cuentan con los dedos, uno de ellos tan brillante como casi nadie (autor intelectual de la estrujante y memorable marcha del silencio): Marcelino Perelló”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s