Principales Columnas

El Lozoyagate
El caso de los presuntos sobornos pagados por la empresa brasileña Odebrecht al ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, ha puesto en la mira al Presidente Enrique Peña Nieto, luego de que comenzaran las especulaciones sobre que estas “propinas” fueron utilizadas para el financiamiento de su campaña presidencial 2012. Por otro, lado el gobierno mexicano también se encuentra en el centro de la polémica, ante las exigencia para que Lozoya sea llamado a comparecer. Al respecto, en Milenio, el periodista Carlos Marín, escribe que “un día antes de que Emilio Lozoya, imputado en actos de corrupción de la constructora Odebrecht, comparezca ante la Procuraduría General de la República (PGR), su representante legal refleja una confianza pasmosa: Su abogado Javier Coello Trejo celebra que no haya sido citado en calidad de testigo, porque la imputación les permitirá conocer el expediente mexicano con los señalamientos que le hacen a su cliente. Mi compañero Nacho Alzaga le preguntó si Lozoya llegará con un amparo a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales.’¿Por qué voy a engañar a mi cliente?’, respondió el famoso litigante. ‘Creo en lo que él me dice: que todo es absolutamente falso, ¿por qué habremos de ir amparados? El que nada debe, nada teme…’. Y recordó que desde mayo Lozoya quiso declarar, pero que la PGR dijo entonces no tener elementos para citarlo. El tema está politizado, afirma, por quienes quieren afectar las imágenes de su cliente y de Enrique Peña Nieto. Politizado o no, el caso Odebrecht afectó ya, gravemente, a varios ex presidentes de Brasil, Colombia, Perú y Panamá…”

Las declaraciones de los ex directivos de Odebrecht la semana pasada, causaron polémica, obligando a las autoridades mexicanas a poner atención a las acusaciones que pesaban sobre Lozoya. En el Excélsior, el periodista especializado en temas parlamentarios, Francisco Garfías, escribe que fue la polémica, lo que obligó a que la “PGR se pusiera las pilas en el ‘Lozoyagate’. Los chicos de Raúl Cervantes no tuvieron más remedio que citar al ex Director de Pemex ‘en calidad de imputado’. Se presentará a declarar el próximo jueves 17 de agosto, de acuerdo con su abogado, Javier Coello Trejo […]. El exdirector de Pemex jura que no recibió un dólar y amenaza con demandar a sus acusadores. Luis Alberto de Meneses, Luiz Mameri e Hilberto da Silva habrían conseguido, a cambio, jugosos contratos para modernizar, entre otras obras, la refinería de Tula, Hidalgo. Un detalle que poco se ha mencionado. El pasado mes de abril, la PGR reservó por cinco años la información sobre los sobornos de Odebrecht a funcionarios mexicanos. El anuncio sorprendió. Por ningún lado se justificaba la reserva de los nombres de los corruptos. No es el tipo de información que amenace la seguridad nacional. El nombre del exdirector de Pemex ya se había mencionado hace semanas en la tribuna de la Permanente. El ‘Lozoyagate’ ya contaminó la próxima elección presidencial de 2018. Parte de los supuestos sobornos que Lozoya niega haber recibido habrían coincidido con el inicio y la culminación del proceso electoral de 2012. Esas coincidencias de calendario y elecciones en 2012 bastaron a los sospechosistas para dar vuelo a las versiones de que ese dinero habría ido a parar a la campaña presidencial de Enrique Peña. El vocero presidencial lo desmintió categóricamente y calificó las versiones de acto de mala fe, pero no fue suficiente. La bola de nieve creció. La Fepade ya tomó cartas en el asunto […]. Alrededor de 40 millones de pesos —al tipo de cambio de entonces— no compensan los riesgos que se corren al aceptar sobornos de fuera en una campaña presidencial. Más bien parece que enriquecieron a quien los recibió”.

Las acusaciones de funcionarios brasileños contra Emilio Lozoya tomaron desprevenido al Partido Revolucionario Institucional (PRI), el cual parece no saber como reaccionar ante esta situación. Así lo menciona en Milenio, el periodista Carlos Puig, quien escribe que “debe haber caído como un balde de agua helada que después de la fiesta de la unidad y el relanzamiento del PRI tras su triunfo en el Estado de México y (tal vez) en Coahuila, la nota se volviera el asunto Lozoya-Odebrecht […]. Un vocero que nunca dice nada tuvo que salir a decir cosas y se pusieron a borrar fotos […]. Algo igual de raro sucede con el asunto Odebrecht, como ha ocurrido tantas veces en este sexenio con asunto similares […]. Con algo no pueden. El asunto lleva meses y meses en la prensa nacional e internacional, y el asunto mexicano también. ¿En serio creyeron que nunca pasaría nada más? El ex Director de Asuntos Internacionales, ex Director de Pemex, es acusado por un empresario brasileño de haber negociado transferencias millonarias de Odebrecht a cuentas en paraísos fiscales y el vocero sale a defender… a su jefe. De Emilio Lozoya ‘no puede’ hacer comentarios. La PGR manda un comunicado quejándose de los brasileños, pero nadie habla, nadie explica y hasta que Lozoya ruega, ahora sí lo llaman para preguntarle un par de cosas […]. Me queda claro que no pueden lidiar con el asunto. Tal vez en el fondo, como alguna vez lo dijo el Presidente, sí creen que esto es ‘cultural’, que es una condición irremediable que por lo tanto no tiene mucho caso nombrarla […]. La corrupción será uno de los temas clave en la campaña de 2018. ¿Qué va a decir el candidato priista? Más allá de que el Presidente elija a una persona que no se haya visto personalmente involucrada con algunos de los escándalos del sexenio, ¿qué podrá decir? ¿Será que el PRI ya ha descontado esa pérdida? Por las reacciones de dos escándalos recientes, socavón y Odebrecth, asuntos que tocan al círculo más cercano del Presidente, eso parece. Seguramente tendremos un candidato del PRI que no hablará de corrupción. Hablemos de otra cosa, porque de eso tenemos poco que decir. Es cultural. Ni modo”.

Sobre las acciones del abogado de Lozoya, en El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que: “vaya que resultó durísimo el ex ‘fiscal de hierro’ Javier Coello Trejo. En un par de días dobló al Ministerio Público. Por raro que suene, el abogado logró que su cliente fuera llamado a declarar por la Procuraduría General de la República. Cuando la mayoría de los abogados trata sin muchos resultados de que sus clientes no sean requeridos por la PGR, don Javier ‘logró’ que su representado, el ex Director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, acuda para ser interrogado en torno al caso de corrupción confesado por la firma brasileña Odebrecht […]. Luego de que actores políticos y comentócratas se preguntaban cómo es que la PGR no investiga a Emilio Lozoya, cuando hay señalamientos que lo involucran en un posible acto de corrupción, su abogado prácticamente obligó a la procuraduría para que reciba este jueves al ex director de la petrolera mexicana para declarar ante el MP. Ahora la PGR tomará la declaración del ex funcionario, ahora en calidad de imputado”.

En tanto, en La Jornada, el periodista Julio Hernández López, escribe que: “los periodistas sinaloenses protestaron ayer, con una manifestación en el patio central del palacio de gobierno, entre gritos de No seas cómplice, Quirino (aunque Quirino no es el cómplice de más nivel administrativo y político), mientras la maquinaria judicial federal juega a las apariencias justicieras en el caso del amigo del poder, Emilio Lozoya Austin, provisionalmente caído en desgracia, quien ha sido citado para comparecer ante la procuraduría federal de justicia, encabezada por un compañero de andanzas de campaña, pues en la presidencial de Enrique Peña Nieto estuvieron Raúl Cervantes Andrade como coordinador de asuntos jurídicos y Lozoya Austin como coordinador de vinculación internacional”.

En defensa de Rafa
Luego de las acusaciones que el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos formuló en contra del futbolista Rafael Márquez, vinculándolo con el capo del narcotráfico Raúl Flores Hernández, muchas voces se han pronunciado en pro y contra del deportista. En El Universal, el periodista Ricardo Rocha, asegura creer en la inocencia de Márquez y en su columna escribe que “en 1999 y basada en la llamada Ley Kingpin contra el narcotráfico fue creada dentro del Departamento del Tesoro de Estados Unidos la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por sus siglas en inglés) básicamente para combatir el apogeo económico internacional de los narcos colombianos cuando en ese país comenzaron a operar los jueces sin rostro. Lo mismo que ocurre en la penumbra de las oficinas de la OFAC donde burócratas anónimos operan en las tinieblas de la sospecha revisando empresas o personas con indicios —aunque sean remotos— de ligas de negocios con narcotraficantes u organizaciones criminales. Se trata de un mecanismo brutal que ni siquiera presenta cargos ante un juez; sino que por sí mismo juzga, sentencia y castiga ferozmente sin explicación alguna. Y que de manera despiadada requisa propiedades, congela cuentas y prohíbe cualquier tipo de operaciones financieras con los incluidos en su célebre ‘lista negra’; que equivale a las que la Santa Inquisición ponía en las plazas públicas antes de quemar a quienes cualquier anónimo señalaba como brujas o herejes. Es exactamente lo que hace hoy la OFAC. Con el añadido de la destrucción de vidas y honras por daños patrimoniales y morales a veces irreversibles. Porque habrá de saberse que el trámite para salir de la negrísima lista es fatigante y tortuoso y ha de estrellarse una y otra vez con el muro de la soberbia de una infalibilidad que no es cierta […].Quiero creer que nuestro defensa central es inocente. Y que su relación con el capo Raúl Flores Hernández ha sido casual y no causal. Espero que su contabilidad lo exima de manejos fraudulentos. Pero me enerva que el gobierno mexicano haya cooperado en su contra con un órgano tan detestable como la OFAC. Menos mal que ya cuenta con un abogado como José Luis Nassar Daw. El Pujol que Rafa necesitaba a su lado”.

¿Patadas de ahogado?
En el diario Reforma, su columna de trascendidos Templo Mayor, asegura que: “vaya lío está haciendo el Senador Mario Delgado en torno a la encuesta que, supuestamente, definirá al candidato o candidata de Morena al gobierno de la Ciudad de México. El fin de semana, en su consejo estatal, la dirigencia capitalina decidió dejar fuera al ex perredista, de tal forma que sólo estarían en la terna los esperados: Ricardo Monreal, Claudia Sheinbaum y Martí Batres. Pese a eso, el ex colaborador de Marcelo Ebrard insiste en que su nombre sí estará en la consulta para definir la candidatura. Según su propio dicho, la noticia se la comunicó la Comisión Nacional de Elecciones, peeero… en Morena nadie sabe nada del asunto. Si bien la dirigencia nacional -aka, el dedito de AMLO- podría incluirlo en la encuesta, la realidad es que hasta ahora no hay una decisión al respecto y, obviamente, mucho menos hay una confirmación oficial. No está claro pues, si Mario Delgado realmente cuenta con información privilegiada o si sólo está dando patadas de ahogado”.

Responsable del socavón
Luego de que concluyeran los primeros peritajes sobre el socavón, en Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que: “el Secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, aseguró ayer en Durango, frente al Presidente Enrique Peña Nieto, que es responsabilidad propia y de la dependencia que encabeza hacer que las empresas asuman la suya cuando hay errores y omisiones en las obras. El mensaje es incontrovertible para el consorcio Aldesa-Epccor y quienes han señalado ‘complicidades’ entre la SCT y los responsables de la construcción del Paso Express de Cuernavaca, donde un socavón acabó con la vida de dos personas”.

El miedo no anda en burro
En tanto en el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, asegura que: “integrantes de la clase política hidalguense están nerviosos porque se rumora que las detenciones, en la ciudad de Panamá de Roberto Borge, y de Jorge Ruiz Figueroa, conocido como ‘El Palapa’ o ‘El Hindú’, en la ciudad de Kotor, en Montenegro, ubicado en el sureste de Europa, podrían acarrearles consecuencias. Oficialmente se sabe que ambos sólo cuentan con una orden de aprehensión, sin embargo, fuentes confirman que les esperan acusaciones por fraude, lavado de dinero, crimen organizado y enriquecimiento ilícito. Esta serie de posibles acusaciones es la que no deja que algunos políticos hidalguenses concilien el sueño, al grado de que han iniciado campañas para postularse a cargos que les garanticen fuero”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s